Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

El Atalanta y el feminismo pionero de una heroína convertida en diosa

El escudo del Atalanta Bergamasca encierra una de esas historias que merecen la pena ser contadas, pero antes de nada empecemos por el principio, porque la fundación del conjunto lombardo -como muchos de los equipos italianos- nace de la fusión de dos entidades: la Società Bergamasca di Ginnastica e Sports Atletici Atalanta y la Bergamasca, que dieron nombre a la actual denominación de Atalanta Bergamasca. La fusión data del año 1920, pero el club guarda como año de fundación el 1907, año en que apareció la primera de las entidades. Pero, ¿quién fue Atalanta y por qué aparece en el escudo del club?

Atalanta fue una heroína griega que fue abandonada por su padre en el monte Partenio, ya que solo quería tener hijos varones. Una osa la protegió y amamantó durante sus primeros años de vida hasta que una familia de pastores la encontró y decidió cuidarla. Atalanta se hizo a sí misma, y convertida en una mujer ágil y fuerte, decidió mantenerse virgen y no casarse con nadie para consagrarse a Artemisa, diosa de la cacería. Mientras, su fama iba creciendo tras derrotar a Peleo -hijo de Aquiles- en una lucha en los Juegos Fúnebres en honor a Pelías. Su padre quiso recuperar su amor para intentar casarla con el mejor postor, pero Atalanta se mantuvo firme y lo despreció. Por todo ello siempre será considerada como una pionera del feminismo actual.

Confiaba tanto en sus condiciones atléticas que aseguró que únicamente se casaría con el hombre que lograra ganarla en una carrera: el premio por vencerla era su mano, el castigo por perder era ser atravesado por su lanza. Y no fueron pocos los que murieron de esta manera, hasta que Hipómenes, nieto de Poseidón, aconsejado por la mismísima Afrodita, logró imponerse a Atalanta y conseguir su mano. La diosa de la belleza dio a Hipómenes unas manzanas de oro que fue lanzando durante la carrera, logrando distraer de esta manera a Atalanta. No pudo hacer nada para evitar su derrota. No pudo hacer nada para mantener su invicto. No tuvo más remedio que cumplir su promesa y casarse con Hipómenes.

La Società Bergamasca di Ginnastica e Sports Atletici Atalanta, una de las entidades fundadoras del actual Atalanta Bergamasca, vistió su escudo con la imagen de la heroína por su relación con el atletismo, un emblema que ha perdurado en el tiempo y que continúa siendo uno de los escudos más representativos y reconocibles del fútbol italiano. De manera errónea, en el Calcio se le conoce como ‘la Dea’ (la Diosa en italiano), pero Atalanta «solo» fue una heroína que se ganó por méritos propios un hueco en la historia griega.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: